21 de enero: ¿Por qué se celebra el Día Internacional del Abrazo?
Cargando...

21 de enero: ¿Por qué se celebra el Día Internacional del Abrazo?

Te contamos de dónde nace esta particular celebración y además, cuáles son los beneficios de abrazar.

21 de enero: ¿Por qué  se celebra el Día Internacional del Abrazo?

Desde el comienzo de la pandemia los abrazos han dejado de ser una demostración de afecto común entre amigos, familiares y demás personas queridas. Es que la distancia social se convirtió en una costumbre que ejercemos casi sin pensar luego de dos años de cuidados. Pero, pese a que ya no podamos abrazarnos como nos gusta, el Día Internacional del Abrazo se sigue festejando en todo el mundo, hoy, 21 de enero, pero ¿por qué de esta celebración?

La idea del festejar el Día Internacional del Abrazo surgió de la mano del estadounidense Kevin Zaborney, quien preocupado por la falta de muestras de afecto entre la gente en general (como puntualmente entre las personas de su familia) pensó en imponer una fecha que se de como excusas para acercar a los seres queridos y poder dar abrazos. El primer 21 de enero en celebrarse fue el año 1986, en un pueblo de los Estados Unidos, más precisamente en Michigan, llamado Clio. El hecho tomó muy importante y llegó a hacerse conocido en todo el país del norte gracias a una publicación llamada Calendario de Eventos de la empresa Chase, que mostraba todas las festividades locales del año y cuyo dueño (oh casualidad) era abueno de  uno de los mejores amigos de Zaborney, el impulsor de la idea. De esta manera, año a año, El Día internacional del Abrazo fue tomando más fuerza, hasta pasar las fronteras de EE.UU. y llegar a ser mundial.

Beneficios de los abrazos

Los abrazos no solo son un componente emocional muy importante en la vida de los seres humanos, sino que, numerosas investigaciones científicas han demostrados que activan el cuerpo, mejoran la salud y provocan felicidad.

Resulta que cuando nos abrazamos, el cerebro recibe diferentes estímulos que hacen que, entre otras cosas segregamos oxitocina y endorfinas que reducen los niveles de cortisol y adrenalina, (las hormonas del estrés) y nos ayudan a sentirnos más relajados; liberamos serotonina y dopamina que contribuyen al bienestar y la calma; y activamos el sistema límbico encargado de la regulación emocional, eso contribuye a reforzar los vínculos afectivos como la confianza o el apego.

Esto fue confirmado por el investigador Paul Zak, quien concluyó que dar 8 abrazos al día, tiene los siguientes beneficios:

  • Reducen el estrés y la tensión.
  • Aportan seguridad y protección.
  • Promueven bienestar y calma.
  • Mejoran la autoestima, empoderamiento.
  • Regulan el estado de ánimo y el nivel de energía.
  • Estimula la capacidad sensitiva.
  • Refuerzan los procesos de memoria y aprendizaje. La dopamina aumenta el buen humor y la motivación. Las emociones también asientan los recuerdos.
  • A nivel fisiológico reduce la presión arterial y ralentiza la respiración.
  • Hay estudios que refieren mejorías en cefaleas, insomnio, regulación del apetito, dolor crónico, ralentización del envejecimiento (por la hormona DHEA) y refuerzo del sistema inmunológico.
  • Potencian las relaciones interpersonales y sentimientos de conexión
imagen

Ingresá tus datos

Login
imagen